Casi 2 años convivimos y aprendimos muchas cosas juntos, hoy se acabó el ciclo.

En Libertad estamos convencidos que aprendemos de cada persona que se suma al equipo, esta vez fue Camila Melgar quien nos enseñó mucho, nos soportó pero sobre todo, nos dio su cariño y tiempo.

Hoy llega la hora en que nuestros caminos se separan y estamos seguros que es para bien, éxitos querida Cami en todo lo que te propongas, estamos seguros que te irá muy bien, por la clase de persona y profesional que eres.

Nos toca despedirnos, aunque sabes que Libertad siempre será tu casa, nosotros seguiremos en el camino que hemos emprendido, buscando la excelencia y satisfacción de nuestros clientes.

Libertad.