Definitivamente, sigo sorprendiéndome cada vez que realizo tomas en dron.

Primero, porque desata una sensación de poder increíble el grabar imágenes que hasta hace poco eran impensables, y segundo, porque realmente es enorme la versatilidad de la herramienta que, sin lugar a dudas, es la “top” del momento en el campo audiovisual.

No hace mucho tiempo atrás, cuando se tenían que hacer tomas aéreas, la movilización era verdaderamente grande. La logística iba desde conseguir permisos para tener un helicóptero a disposición para sobrevolar ciertas zonas de la ciudad.

Se tenía que montar las cámaras en la nave pero no se podía hacer ningún tipo de modificación al fuselaje y era muy difícil anclarse de manera segura.

Lamentablemente, hemos tenido fatalidades en el intento de hacer tomas aéreas en el pasado y estoy seguro que nunca fuimos tan conscientes de los riesgos que corríamos.

A pesar que los objetivos de esta invención fueron inicialmente bélicos, hoy por hoy han trascendido y son herramientas muy necesarias para diferentes campos y usos, llegando hasta los deliveries de comida rápida.

dron-djiinspire-1-445911-MLA20665657636_042016-F

 

Las últimas versiones vienen con enfoque remoto para un mejor control del foco con un simple toque; Point of Interest, el cual siempre apuntará el dron al objetivo no importa cómo lo pilotees.

Waypoints te traza una trayectoria y tú solo te ocupas de la cámara. Course Lock activa un rumbo fijo mientras avanzas entre objetos móviles y por último, el Home Lock fija los controles en relación a un punto de inicio acercando o alejando el dron, sin importar la dirección en que se oriente.

 

fpv-setup1

 

España fue el primer país que aplicó leyes para su uso y Perú, recién este año, aprobó la ley de su regulación. Hoy por hoy, mucha gente puede acceder a ellos, pero no significa que estén calificados para usarlos.

Seamos conscientes que, a pesar de ser una gran herramienta de trabajo, también puede ocasionar accidentes graves.

Pepe Chicoma.