El reto nos lo mandó Circus Grey.

El guión tenía un potencial increíble ya que el corazón del proyecto era hacerlo 100% real.

 

Roddy Dextre (Director) asumió el proyecto y comenzamos a trabajar en la logística y diseño de producción. Para esto contamos con un equipo humano que se comprometió con el trabajo, con muchas reuniones de varias horas y los infaltables contratiempos que supimos manejar.

La victima fue Mario Espinoza, una persona que no esta acostumbrada a las cámaras pero que siempre soñó con salir en un comercial… el problema para él fue que no sabia qué tipo de comercial.

La producción habló con él y después de un casting para “fotos” fue seleccionado. Le dijimos que pasarían por el a las 6am para llevarlo a La Herradura para la sesión de fotos.

Lucho Mendoza, el piloto de drift y aliado, fue el encargado de poner el toque adrenalínico.

 

5

 

Para lograr esto contamos con el apoyo de la municipalidad de Chorrillos y logramos cerrar la costa verde durante 5 minutos para poder tener control absoluto de la pista.

El piloto (Lucho Mendoza) cuando recogió a la victima le dice “por favor señor, póngase el cinturón de seguridad”.

Mario, educadamente aceptó…

Esta medida fue para poder tener el menor riesgo durante el drift.

 

Se dio la llamada de producción para apurar a nuestra victima “Mario, estás una hora tarde, por dónde estás… dile que se apure” …. y logramos lo que esperábamos, “Señor una pisadita por favor”.

 

El drift lo grabamos con 7 cámaras (Red Epic, Black Magic, 03 Go Pro, Osmo y un Drone).

Debíamos tener todo controlado ya que solo podríamos hacer la pasada una vez para poder tener las reacciones de nuestra víctima.

Finalmente trabajamos para un cliente y vendemos un producto, por eso trabajamos con pasadas controladas del auto desde afuera, para poder vender mejor, la potencia, elegancia y la estética de las líneas del nuevo Toyota Corolla S.

 

 

Agracemos a:

  • Agencia y cliente por confiarnos el desafío.
  • Al equipo de producción, por aguantar las exigencias y todos los requerimientos.
  • A Nery, por el gran trabajo de caracterización.
  • A Lucho, por la infinidad de veces que realizamos las pruebas de maquillaje y su buena disposición.
  • Y a todo el crew que trabajó comprometido con el proyecto de principio a fin.

 

 

Stephan Succar Conroy

 

Aquí el producto final: